Importancia del Ácido Hialurónico en la Odontología Actual

En Ribera Clínica Dental en Granada, su dentista Dra. Kristina Kalitaeva realiza y les ofrece los tratamientos a base de micro infiltraciones (microfillers) de ácido hialurónico en los labios, mejillas y tejidos periorales como complemento al tratamiento odontológico general.

La Dra. Kristina Kalitaeva posee la experiencia previa y acreditación necesaria de formación en el tema de micro infiltraciones (microfillers) de ácido hialurónico.

El aspecto legal de uso de micro infiltraciones (microfillers) de ácido hialurónico por Odontólogos (Dentistas).

El Ilustre Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España en su Asamblea General ha declarado que:

“Los Odontólogos tienen capacidad profesional para realizar el conjunto de actividades de prevención, diagnóstico y de tratamiento relativas a las anomalías y enfermedades de los dientes, de la boca, de los maxilares y de los tejidos anejos. Considerando que la infiltración de microfillers tiene carácter de tratamiento, y los labios y las mejillas son parte anatómica de la boca.

Por todo ello, este Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos/ Dentistas de España declara que la infiltración de los labios y mejillas con ácido hialurónico o cualquier otro microfiller o medicamento debidamente aprobado por la autoridad sanitaria debe ser considerada como atribución y competencia de los Licenciados en Odontología y de los Médicos Especialistas en Estomatología”.

¿Qué es el Ácido Hialurónico y cómo actúa?

El Ácido Hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el organismo humano y está presente principalmente en la piel. La piel, debido a su gran extensión, es su mayor reservorio. La propiedad importante del Ácido Hialurónico es su capacidad de atraer y retener grandes cantidades de agua. Es principal captador de agua en la piel. Gracias a él nuestra piel se mantiene tersa y no pierde volumen. El ácido hialurónico estimula la producción de colágeno en la piel y en la encía. Por esta función importante, el ácido hialurónico se utiliza por los odontólogos y dentistas:.
  • En forma de micro infiltraciones en las encías para estimular el crecimiento de las papilas gingivales y armonizar el contorno gingival.
  • En forma de micro infiltraciones en la piel de las mejillas, del contorno facial y también en los labios para recuperar su volumen y su forma. Así se armonizan todos los tejidos que rodean la boca y forman parte de la belleza de nuestra sonrisa.

¿De qué se compone nuestra sonrisa?

Los dientes sanos, blancos, bien alineados y de forma perfecta sin duda aportan belleza a nuestra sonrisa. Pero no son los únicos que lo hacen, nuestros labios, las mejillas, la barbilla y todos los tejidos que rodean la boca son parte importante de la sonrisa.

En casos de la pérdida de los dientes y/o atrofia de los maxilares o envejecimiento natural de la cara, los labios y las mejillas pierden el soporte y el volumen. De ahí, se forman las arrugas alrededor de la boca, se profundizan y se acentúan los surcos. Aparecen así llamadas “líneas de la marioneta” o arrugas de los labios en forma de “código de barras”.

¿Cómo recuperar el aspecto juvenil de la sonrisa?

El Ácido Hialurónico atrae y retiene el agua en la piel y estimula la producción de colágeno en la piel y los tejidos conectivos. Aporta el volumen y mantiene la piel tersa y joven. Con el paso del tiempo los tejidos que rodean la boca y la piel pierden la capacidad de producir y reponer el ácido hialurónico, se disminuye su hidratación y se pierde su volumen, la piel se vuelve flácida, envejece y aparecen arrugas. El Ácido Hialurónico de la piel puede ser restablecido mediante los rellenos dérmicos o micro infiltraciones a base de ácido hialurónico sintetizado que se asemeja al propio ácido hialurónico del cuerpo humano. La fórmula única da como resultado un gel cohesivo, no reactivo (no causa alergias ni efectos adversos) que fluye suavemente por la piel, aportándole el volumen perdido y un aspecto más natural y terso. Al mismo tiempo permite aumentar el grosor de la piel que con la edad se vuelve más fina y atrófica.. Rellenando los surcos y arrugas, aportando a la boca y al tercio inferior de la cara el aspecto rejuvenecido. Se emplea para corregir arrugas del contorno peribucal (alrededor de la boca) y para perfilar y añadir volumen a los labios (aumento de labios). Al tratarse de un gel reabsorbible, el resultado no es permanente, lo que permite obtener una imagen natural y no afecta a la expresión de su rostro.

¿Qué beneficios tiene el tratamiento con micro infiltraciones de Ácido Hialurónico?

  • Realzar el contorno de los labios para mejorar su definición y el perfil.
  • Aumentar el volumen de los labios si fuera necesario.
  • Corregir los volúmenes perdidos de los contornos de la boca debido a la pérdida de los dientes o trastornos del metabolismo.
  • Corregir el contorno facial.
  • Tratar las arrugas periorales, tales como arrugas alrededor de los labios “el código de barras”.
  • Tratar las comisuras labiales caídas y las boqueras crónicas.
  • Rellenar y suavizar los surcos nasolabiales, los surcos que bajan desde el ala de la nariz hacia el ángulo de la boca, con la edad se vuelven más profundos y aportan una imagen de la cara envejecida.
  • Rellenar y aplanar las “líneas de marioneta” que se forman con la edad y bajan desde el ángulo de la boca hacia la barbilla. Al rellenarse y aplanarse estas líneas, la cara vuelve a lucir un aspecto más joven y fresco.
Otras funciones y efectos beneficiosos del Ácido Hialurónico en Odontología son:

Función lubricante. Las infiltraciones del ácido hialurónico se emplean para tratar los trastornos de la Articulación Tempo Mandibular (la ATM o la articulación de la mandíbula) y en los tratamientos de la sequedad bucal (xerostomía).

Por su acción cicatrizante se emplea para tratar aftas bucales y otras lesiones como llagas y rozaduras en la boca producidas por el uso de prótesis removibles y brackets en ortodoncia.

Efecto cicatrizante. El ácido hialurónico participa en la cicatrización de los tejidos bucales. Su uso requiere menor tiempo de curación tras una cirugía porque favorece regeneración ósea y reepitelización de los tejidos. Se emplea en diferentes procedimientos de la Cirugía bucal, incluidas colocación de injertos de hueso, elevación del seno maxilar y colocación de implantes dentales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Llámanos!
Pedir Cita Online
Ir arriba
Abrir chat
Powered by